lunes, 15 de octubre de 2012

Todos Sobre Medellin



Bueno  lo que sigue son las mejores imagenes   de MEDELLIN espero que les gusten gracias  esta es la imagen de  medellin  .la primera imagen

MEDELLIN, ANTIOQUIA



























Medellín es la segunda ciudad Colombia, capital del departamentode Antioquia. Se localiza en el noroccidente del país en el centro del Valle de Aburra , que se ubica en la Cordillera Central, y el cual está atravesado de sur a norte por el rios de Medellin . Al año 2011cuenta, según varias entidades autorizadas como el DANE y otras con una población de 2 393 011 habitantes, ysu area metropolitana, compuesta en su totalidad por 10 ciudades, con 3 592 100 habitantes, lo que la convierte en la segunda aglomeración urbana del país.
Como capital del departamento , Medellín alberga las sedes de la Gobernacion de Antioquia , la Asamblea departamental , el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Medellín,el Area  meptropolitana y la Fiscalia General . También se asientan en ella numerosas empresas públicas e instituciones y organismos del estado colombiano. En el plano económico es una urbe con gran dinamismo, destacada como uno de los principales centros financieros, industriales, comerciales y de servicios de Colombia, y por ser la sede de numerosas empresas nacionales e internacionales, principalmente en los sectores textil, confecciones, metalmecánico, eléctrico y electrónico, telecomunicaciones, automotriz, alimentos.
La ciudad es notable por igual como uno de los principales centros culturales de Colombia. Es sede de importantes festivales de amplia trayectoria y reconocimiento a nivel local, nacional e internacional. Asimismo, se caracteriza por su copiosa actividad académica y científica, lo que le ha valido ser reconocida como ciudad universitaria y del conocimiento, y dado además que también en ella se asientan algunas de las universidades colombianas más importantes.
Según un estudio reciente realizado por la Cámara de Comercio de Cartajena y el centro de investigación del Caribe colombiano, el Observatorio Económico del Caribe (OEC), Medellín es la ciudad más competitiva de Colombia, desplazando a Bogota , ciudad que encabezó este escalafón en la última medición de hace dos años y desde que inició hace cuatro.Se tuvieron en cuenta factores fundamentales para el desarrollo sostenible como finanzas públicas, infraestructura, fortaleza económica, medio ambiente, entre otros.. Sin embargo, según estadísticas oficiales del gobierno, Medellín es la ciudad más desigual de Colombia, con un preocupante Coeficiente gini de 0.54, jalonado principalmente por su agudo índice de pobreza situado en el 22%. Es así como el contrabando, primero, y luego el narcotráfico, aparecen como alternativa para miles de personas que no tienen en el mercado legal ninguna, o muy poca, posibilidad de encontrar empleo o de ejercer una actividad económica rentable


Por otra parte, la ciudad aún tiene una alta tasa de homicidios, ubicándose en 2011 como la decimocuarta (14ª) ciudad más violenta del mundo, según un estudio publicado en enero de 2012 por la organización no gubernamental mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia, con una cifra de 70 homicidios por cada 100 000 habitantes. , No obstante, en el primer semestre de 2012, de acuerdo con las estadísticas oficiales, se ha registrado una histórica reducción del 37% en la tasa de homicidios en comparación con el mismo periodo del año inmediatamente anterior.

Toponimia


Quinto Cecilio Metelo Pío fundó en el año 75 a. C. una población en Hispania, a la que llamó Metellinum, la actual Medellín de Extremadura, en la provincia de Badajoz, España. El nombre de Medellín que tiene la ciudad colombiana, fue dado en homenaje a Pedro Portocarrero y Aragón, Conde de Medellín en Extremadura, y entonces presidente del Consejo de Indias, por el interés que tomó en la erección en Villa del poblado de Nuestra Señora de la Candelaria de Aná, pues había mucha oposición especialmente de la ciudad de Santa Fe de Antioquia, que por ese entonces era la capital de la provincia del mismo nombre, la cual intuían que su papel preponderante se vería disminuido con la erección en villa de aquel pueblo.18 Finalmente, en 1675 llegó la real cédula firmada por la reina regente, doña Mariana de Austria (en representación de su hijo, Carlos II, menor de edad), fechada el 22 de noviembre de 1674, en la cual concede la fundación en Villa de la Candelaria de Aná. El 2 de noviembre de 1675 le correspondió al gobernador y capital general de la Provincia de Antioquia, Miguel de Aguinaga y Mendigoitia, proclamar la erección de la Villa de Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín.19

Símbolos

El escudo, la bandera y el himno de la ciudad, tienen el reconocimiento de símbolos oficiales del municipio de Medellín según el Decreto No. 151 del 20 de febrero de 2002, y como emblemas de la ciudad forman parte de la imagen institucional de la administración municipal, por lo cual están presentes en los actos, eventos y medios oficiales en los que deban figurar por su carácter representativo.

Escudo

El escudo de armas de Medellín es el emblema más antiguo de la ciudad, tiene su origen en la concesión de su uso por el rey Carlos II de España por medio de la Real Cédula dada en Madrid el 31 de marzo de 1678, y cuyo documento dice:
Versión heráldica Versiones de las entidades municipales
Escudo de Medellin.svg Escudo Medellin.svg Escudo Medellín.svg
Con la forma llamada estilo francés moderno Versión actualmente utilizada por la Alcaldía Versión actualmente utilizada por el Concejo
"...Un escudo campo azul y en él un torreón muy grueso, redondo, todo alrededor almenado y sobre él un escudo de armas que tiene quince encajes, siete azules y ocho de oro, y sobre su coronel que le toca y en el homenaje de la torre a cada uno de los lados un torreoncillo, así mismo almenados y en medio de ellos puesta una imagen de Nuestra Señora sobre una nube, con su hijo en los brazos...".
Sin embargo, una descripción más refinada y estructurara en el lenguaje hereditario, aunque no es oficial, seria:
"En campo de azur, un torreón redondo de oro, mazonado y aclarado de sable, cargado de un escudete jaquelado de 15 piezas, 7 de azur y 8 de oro (armas de la casa de Portocarreno), timbrado de corona antigua de oro, y superada, entre sus dos torrecillas, una nube portando la imagen de Nuestra Señora de Candelaria portando al Niño, en su brazo siniestro, y una candela en su mano diestra, rayonante y acostada de nubes nacientes de cada cantón."
El blasón se ha mantenido con el tiempo desde que fue otorgado, sin más variaciones que las estéticas, pues es de destacar que existen diferentes versiones estilísticas entre la Alcaldía y el Concejo Municipal, además ninguna cumple estéticamente con las normas heráldicas.

Bandera

Para fortalecer los vínculos con la región, el municipio adoptó la Bandera de Antioquia , a la cual se le agregó el escudo de la ciudad, para así poderlas diferenciar. La bandera está compuesta por dos franjas horizontales de iguales proporciones, la superior blanca y la inferior verde, y en el centro entre las ambas franjas se ubica el escudo. El color blanco simboliza pureza, integridad, obediencia, firmeza y elocuencia. El verde representa la esperanza, la abundancia, la libertad y la fe.

Himno

El himno de la ciudad de Medellín es el Himno de Antioquia, de acuerdo con el Decreto No. 151 de febrero 20 de2002, Artículo 10, donde dice: "Himno de Medellín. Para unificar los ideales de región adóptase el Himno antioqueño, letra de Epifanio Mejía y música de Gonzalo Vidal, como Himno del Municipio de Medellín. Será entonado en todos los actos oficiales en los que esté presente la Alcaldía de Medellín."

Historia

Pobladores indígenas

Hace 10.500 años el Valle de Aburrá era recorrido por tribus de cazadores y recolectores. Cuando llegan los conquistadores españoles ya encuentran asentada una población nativa numerosa, que opuso poca resistencia. Eran aburraes, yamesíes, peques, ebéjicos, noriscos y maníes, que, se calcula, estaban allí desde el Siglo V a. C. Tenían grandes cultivos de maíz y fríjol, criaban curíes y perros mudos, tejían mantas de algodón, comercializaban sal, y conocían la orfebrería. Bajo el dominio español fueron repartidos en encomiendas y desplazados de sus tierras. La deserción, el maltrato, las enfermedades y el duro trabajo intensivo en la tierra y las minas, en pocos años los diezmaron.

Descubrimiento español del valle y primeros asentamientos de pobladores europeos.

El mariscal Jorge Robledo se encontraba a mediados de agosto de 1541 en el que hoy se conoce como el municipio de Heliconia, en el occidente, cuando creyó haber visto que, abajo, entre las montañas, había un valle. Ordenó en aquel momento a Jerónimo Luis Tejelo que fuera a explorar, y el 23 de agosto, por la noche, éste llegó al terreno plano que había divisado Robledo. Los españoles bautizaron el valle como de San Bartolomé, aunque el nombre tomado después fue el de Aburrá, vocablo indígena que se traduce por “pintadera”, tal vez por el oficio textilero que ejercían La belicosidad y pobreza de los indios, así como la ausencia de riquezas, desalentaron el establecimiento de españoles en el valle de Aburrá. En 1574, don Gaspar de Rodas solicitó al cabildo de Antioquia cuatro leguas de tierra para fundar hatos y estancias de comida en el valle, y le fueron otorgadas tres. El visitador Francisco de Herrera Campuzano fundó en 1616, con 80 indígenas, el Poblado de San Lorenzo, en el actual Parque El Poblado, en sí, se trató de un resguardo para la protección de los indígenas. Debido a que las leyes de segregación racial impedían que en los resguardos indígenas se establecieran mestizos y mulatos y, también en razón de las precarias condiciones de habitabilidad de San Lorenzo, se realizaron trámites para la construcción de otro poblado en el ángulo que forma el río Medellín (antes Aburrá) y el arroyo Santa Elena, lugar llamado por los nativos sitio de Aná y por los españoles Aguasal. Finalmente en 1646 se establece el nuevo poblado, el cual en 1649, después de la construcción de la primera iglesia de tapias y tejas, la cual fue consagrada a la Virgen de la Candelaria, el sito se comenzó a llamar con el nombre de Nuestra Señora de la Candelaria de Aná.El sitio de Aná, donde se edificó dicho pueblo, corresponde actualmente al centro de Medellín, donde está el Parque Berrio, y donde se levantó la Iglesia de La Candelaria

Nace la villa


Primer escudo de Armasde Medellín.Como la explotación de los ricos yacimientos de oro en el nordeste de la provincia de Antioquia, se requería de productos agrícolas y de carne para alimentar a los mineros, el Valle de Aburrá se convirtió en despensa para surtir a estos trabajadores. Además de la actividad agropecuaria, también fue importante su posición estratégica, entre la región minera y Santa Fe de Antioquia, que obró como capital de toda la provincia y de la Gobernación del mismo nombre. La pujanza de lo que hoy es Medellín contrastaba con el envejecimiento y empobrecimiento de la antigua capital, y los personajes sobresalientes de Antioquia empezaron a pasar largas temporadas en el valle, al tiempo que compraban aquí tierras. Desde 1670 empezó a gestarse entre los habitantes de La Candelaria de Aná el deseo de tener cabildo, lo que implicaba autonomía administrativa frente a la ciudad de Antioquia. El 20 de marzo de 1671, Francisco de Montoya y Salazar, gobernador de la Provincia de Antioquia, decretó la fundación de la Villa de Nuestra Señora de la Candelaria de Aná, considerado el más adecuado, pues allí encontraban reunidas más de treinta familias de españoles y otras tantas de mulatos y mestizos. Esta fundación no tuvo el efecto que podría tener una dada mediante real cédula, además los habitantes de la ciudad de Antioquia se opusieron, pues intuían que su papel preponderante se vería disminuido con la erección como villa de aquel poblado, por lo cual se gestionó para obtener la confirmación en villa por mandato real. Después de muchas disputas e intentos de los vecinos de la ciudad de Antioquia, en 1675 llegó la real cédula firmada por la reina regente, doña Mariana de Austria, fechada el 22 de noviembre de 1674. El 2 de noviembre de 1675 le correspondió al gobernador y capital general de la Provincia de Antioquia, Miguel de Aguinaga y Mendigoitía, proclamar la creación de la Villa de Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín. Más adelante, el 9 de febrero de 1678 el Consejo de Indias le concede a la nueva villa las mismas armas de la villa homónima en Extremadura, pero la duración de estas armas para la villa la Candelaria de Medellín fue muy corta, pues el Rey Carlos II por medio de la real cédula dada en Madrid el 31 de marzo de ese mismo año concedió un nuevo y definitivo escudo.

Primeras divisiones territoriales


Plano de la Villa de Medellín, 1791.
Antes de su erección como villa, los habitantes de lo que hoy es Medellín se hallaban dispersos por todo el valle, y sólo algunos se concentraban en la esquina formada por la quebrada de Aná (hoy Santa Elena) y el río Medellín, en el llamado sitio de Aná, mientras que otros se ubicaban en El Poblado de San Lorenzo. Cuando finalmente se superaron los escollos legales y las querellas de los vecinos de Antioquia, y se proclamó la erección como villa, se escogió el sitio de Aná como emplazamiento de la nueva urbe, con la iglesia de La Candelaria como centro. Esto presentó el inconveniente de que la Plaza Mayor, hoy Parque Berrío, quedó a sólo unas cuadras de la quebrada de Aná, por lo que se dificultó la expansión futura. Además, en los terrenos de la nueva villa había propiedades de mestizos, indios y mulatos, y, como se optó por respetarlas, las cuadras no pudieron ser divididas en cuartos o en octavos, con lo que ese primer trazado, sobre todo a la orilla de la quebrada, era bastante irregular. Los accidentes geográficos tampoco ayudaron mucho, y el río Medellín, al occidente; la quebrada de Aná, en el norte, y el zanjón de Gualteros, en el oriente, hicieron que de las 64 manzanas proyectadas inicialmente sólo pudieran construirse unas 18.21

Las construcciones se caracterizaban por tener techos de teja o de paja y por estar elaboradas con adobe, y las residencias de los notables tenían dos pisos. Ni la iglesia de La Candelaria ni la sede del cabildo se destacaban particularmente por su esplendor. Fue sólo bien entrado el siglo XVIII cuando se realizaron colectas para la decoración y remodelación del templo. El cabildo era una construcción de un solo piso, situado en el costado occidental de la plaza, que tuvo techo de paja hasta 1742, cuando se cambió ese material por tejas. La plaza sólo vino a tener pila o fuente a finales del siglo XVIII. En 1682, empezó a edificarse la Ermita de la Veracruz, a instancias de los comerciantes y extranjeros residentes en la ciudad, y fue consagrada como iglesia por el obispo de Popayán en 1712.21

Crecimiento demográfico en la Colonia

El primer censo de población efectuado en el valle, en 1675, dio como resultado que en él habitaban unas 3000 personas, entre chicas y grandes, agrupadas en 280 familias que ocupaban un poblado de 18 manzanas y lotes dispersos. Durante más de un siglo no se realizaron censos y el ordenado por el visitador Antonio Mon y Velarde, entre 1786 y 1787, arrojó para Medellín y su área de influencia una población de 14 507 habitantes, que ocupaban 241 casas, distribuidas en 45 manzanas. En 1808, poco antes de la Independencia, las casas habían aumentado a 360 y los habitantes, a 15 347.21

Administración política


Escudo de Armas de Medellín del año 1678.
Hasta 1675, la ciudad de Medellín y las poblaciones del valle de Aburrá estuvieron subordinadas a la autoridad de la ciudad de Antioquia, lo cual hacía que cualquier trámite, bien fuera castigar un robo o abrir claros en el monte, requiriera el visto bueno de la capital. El corregidor local, con muy poca autonomía, debía desplazarse para cualquier gestión. Luego, con la promulgación del cabildo, cuyos cargos fueron vendidos para financiar las expediciones a las selvas del Chocó, se logró cierta autonomía de la capital, aunque las decisiones estaban sometidas al control del gobernador de la provincia, que residía en Antioquia. En caso de diferencias entre el Cabildo y la Gobernación, éstas eran dirimidas por la Real Audiencia de Santa Fe.21
El Cabildo estaba formado por dos alcaldes ordinarios, un procurador general y un número variable de regidores, quienes compraban sus cargos. También había otros oficios como el de alférez real, alguacil mayor o alcalde mayor provincial. Medellín tuvo que esperar hasta 1826 para ser proclamada como capital de la provincia, en reemplazo de Antioquia.21

La educación en la Colonia


Edificio San Ignacio de la Universidad de Antioquia (izquierda), Plazuela de San Ignacio.
Uno de los hechos sociales de mayor trascendencia en la historia educativa de Medellín fue la fundación de la Universidad de Antioquia, en 1803. Inicialmente se le conoció como Real Colegio de Franciscanos y su primer local estaba situado en el costado norte del Parque Berrío. Las primeras carreras, con cupos muy limitados, fueron gramática, filosofía y teología.23
Poco después de su fundación, se inició la construcción de un edificio destinado a ser la sede de la institución el cual es en la actualidad el edificio San Ignacio, ubicado en la actual plazoleta del mismo nombre.23
A partir de 1821, la universidad pasó a llamarse Colegio de Antioquia. El nombre Universidad de Antioquia se tomó en 1901. Dentro de sus claustros operó la primera escuela de artes y oficios de Colombia y el primer jardín botánico regional, así como la primera emisora cultural en América Latina. Sus médicos han sido pioneros en enseñanza y literatura médica y en la realización de trasplantes.

Crecimiento comercial e industrial

En 1905, la población de Medellín rondaba los 59 815 habitantes, y para 1951 contaba con 358 189. Dicho de otra manera, en la primera mitad del siglo XX, el número de habitantes de Medellín aumentó seis veces, lo que demuestra el poderoso atractivo que ejercía la urbe sobre los pobladores de otras regiones del departamento.
Al comercio del siglo XIX, basado en el oro, se le sumó pronto el del café, gracias al Ferrocarril de Antioquia. La Guerra de los Mil Días (1899-1902), que cerró el siglo XIX con una cruenta disputa de alcance nacional entre los dos partidos tradicionales —el liberal y el conservador—, supuso un freno temporal al desarrollo de la ciudad y del país en general. Luego, gracias a las medidas tomadas por el presidente Rafael Reyes, después del conflicto, la industria floreció en Medellín como en ninguna otra ciudad colombiana.21
Con el fin de aprovechar el ambiente de reconstrucción nacional, creado por el gobierno de Reyes, un grupo de importantes hombres de negocios de la ciudad gestó, en 1904, la creación de la Cámara de Comercio de Medellín, cuyo papel en el desarrollo económico local ha sido trascendental. En cierta forma, la historia de la entidad ha sido también la historia del comercio y la industria de la capital y la región. En el nacimiento económico de la ciudad se ocupó, por ejemplo, de temas como la construcción del ferrocarril de Antioquia, el transporte de los productos comerciales por el río Magdalena, la agilización del servicio de correo (que por aquella época experimentaba demoras angustiantes) y la coordinación de otras actividades como la acuñación de monedas, la exportación del oro y el estudio de proyectos de ley presentados al Congreso nacional y que afectaban la actividad comercial e industrial de la región.21

Si bien es cierto que el oro fue una columna vital en el progreso inicial de Medellín, fueron la vocación cafetera de la región y las bonanzas de precios del grano en el mercado internacional las que permitieron ampliar la capacidad adquisitiva de una gran parte de la población, debido a la cantidad de mano de obra requerida y al hecho de que su actividad se realizaba principalmente en minifundios. Al mismo tiempo surgió una casta de comerciantes y empresarios que más tarde dio impulso a las primeras industrias. Gracias al café, igualmente, se desarrollaron vías de comunicación que permitieron, a su vez, expandir la frontera económica regional.21
La industrialización en Antioquia se inició en los primeros 30 años del siglo XX con algunos experimentos fabriles, principalmente en el sector textil. Sus promotores eran empresarios cuyas fortunas provenían de la explotación minera y del comercio en la época de la colonia. Inicialmente, dieron origen a la industria liviana nacional, conformada por importantes empresas manufactureras de vidrio, textiles, bebidas y alimentos, entre otras. Después de la década de 1930 vino la sustitución de importaciones y Medellín se ubicó a la vanguardia de la industria textil nacional. Se crearon muchas empresas durante los primeros 30 años del siglo XX, y varias de ellas continúan funcionando hasta la fecha, bien con sus nombres originales o con algunas modificaciones. Sin embargo, dadas las presiones de la llamada nueva economía y la apertura de la economía, la industria regional perdió participación nacional y entró en un período de ajuste.21
Por su parte, el carbón de las minas de Amagá, en el suroeste cercano, y más tarde las hidroeléctricas aportaron la energía necesaria para que estas grandes empresas funcionaran, al mismo tiempo que impulsaron los motores eléctricos de las pequeñas industrias. Precisamente, el ferrocarril de Antioquia desafió la geografía montañosa de la región para llevar y traer mercancías hacia Puerto Berrío y desde esta población, a orillas del río Magdalena, la principal vía fluvial colombiana. Fue una ambiciosa obra de transporte, iniciada en 1875, que hoy sólo está en los recuerdos. Igualmente, la experiencia y los capitales acumulados durante todo el siglo XIX dieron el impulso necesario a esta gran transformación económica y social, que la caída de la bolsa de Nueva York, en 1929, frenó por dos o tres años. Los títulos valores de estas nuevas empresas, que eran sociedades anónimas, empezaron a comprarse y a venderse, y así se dio inicio al mercado accionario en Colombia. Por estos mismos años, en 1932, se inauguró el aeropuerto de Medellín "Enrique Olaya Herrera".21

Las artes y las letras a comienzo del siglo XX


Facultad de Minas, Universidad Nacional de Colombia.
Durante estos años fue vital el papel desempeñado por la Escuela de Minas, la Universidad de Antioquia y luego la Universidad Católica, hoy Universidad Pontificia Bolivariana. Estos centros de conocimiento han preparado académicamente las mentes responsables de construir el progreso en la región con un sentido nacional. Las artes y las letras también gozaron de gran dinamismo por la misma época. A Tomás Carrasquilla, que en ese periodo produjo buena parte de su obra, se le sumaron el escritor y filósofo Fernando González (cuya última morada, en Envigado, es hoy un museo dedicado a su memoria), el caricaturista Ricardo Rendón y el poeta León de Greiff, pertenecientes a un grupo conocido como Los Panidas. Otros escritores importantes de aquella época fueron Porfirio Barba Jacob y Efe Gómez. En la pintura se destacaron Eladio Vélez y Pedro Nel Gómez, cuya vivienda, convertida en museo, se puede visitar hoy en el barrio Aranjuez. En la música es importante mencionar al compositor Carlos Vieco Ortiz. También, desde la década de 1940, Medellín se convirtió en un importante centro de grabaciones musicales para todo el país, con disqueras como Sonolux, Ondina y Silver.21
Un importante desarrollo fue la instalación de la luz eléctrica, que no solamente sirvió para impulsar las fábricas, sino también para alimentar las primeras farolas del alumbrado público. El Club Unión, que empezó a funcionar en 1894, sirvió para el esparcimiento de las clases pudientes y, más tarde, en 1924, se le sumó el Club Campestre. Para la población en general abrieron sus puertas al público el Circo Teatro España (1909), el Teatro Bolívar (1919) y el Teatro Junín (1924). Durante muchas décadas, en ellos se presentaron óperas, zarzuelas, piezas de teatro y las primeras proyecciones de películas. Cine Colombia, actualmente la distribuidora de cine más importante del país, surgió en Medellín, en 1927.21

Configuración de la ciudad actual


Edificio Coltejer, Edificio Representativo de Medellin.
El Plan Piloto de Medellín, elaborado en 1950 por los arquitectos extranjeros Paul Wiener y José Luis Sert, recomendó la canalización del río, el control de los asentamientos en las laderas, el montaje de la zona industrial de Guayabal, la articulación de la ciudad en torno al río, la construcción de la zona deportiva del estadio Atanasio Girardot y del Centro Administrativo La Alpujarra.21
Por estos mismos años, como resultado de los conflictos políticos nacionales, continuaron llegando oleadas de inmigrantes. Pronto, el Plan Piloto se vio desbordado por la realidad de una población que se triplicó en 20 años, pasando de 358 189 habitantes, en 1951, a 1 071 252, en 1973. La construcción tuvo gran dinamismo en ese periodo y buena parte de las laderas de la ciudad empezaron a ser ocupadas por los habitantes que, llegados del campo, no tenían la posibilidad de acceder a créditos para vivienda. Muchas de las edificaciones antiguas del centro, y aún las de principios del siglo XX, fueron demolidas para dar paso a edificios altos que fueron destinados a oficinas y vivienda, entre ellos el de Coltejer, símbolo de la ciudad. El sector textil se modernizó bastante en este periodo y se consolidó de forma definitiva la vocación industrial de la ciudad.21

La vida cultural en las últimas décadas


Monumento "La Raza", bronce y concreto, 38 m de alto. Localizado en el Centro Administrativo La Alpujarra.
En las décadas de 1950 y 1960 nuevos artistas y escritores introdujeron elementos modernos y hasta contestatarios en el panorama de la cultura local y nacional. Manuel Mejía Vallejo, sin abandonar las temáticas regionales, estableció nuevas formas narrativas.
El joven Gonzalo Arango, en compañía de otros contemporáneos, fundó el movimiento literario y contestatario conocido como Nadaísmo, que causó polémica entre la recatada sociedad de entonces con sus actuaciones anticlericales. Lo propio hizo la pintora Débora Arango con sus cuadros, en los que abundan el desnudo y los temas de crítica social. Otro pintor de la época, aún vigente, es Fernando Botero, cuya fama se extiende por América, Europa y Asia. Sus donaciones han servido para crear nuevos espacios culturales en la ciudad. Un poco más tarde, en la década de 1970, esculpiría sus obras más famosas el escultor Rodrigo Arenas Betancur.
El Teatro Pablo Tobón Uribe (1967), el Museo de Arte Moderno (1978) y el Teatro Metropolitano (1987), entre otros, contribuyeron a enriquecer la oferta de escenarios culturales de la ciudad. En el 2000 se reinauguró el Museo de Antioquia, en gran parte con obras de Fernando Botero.
Nuevas universidades, como la Universidad de Medellín (1950), la Universidad Eafit(1960), la Universidad de San Buenaventura (1961), la Universidad Autónoma Latinoamericana (1966) y el Tecnológico de Antioquia (1983) se sumaron a las ya existentes Universidad de Antioquia, Universidad Pontificia Bolivariana y Universidad Nacional de Colombia.

Narcotráfico y violencia

Por primera vez, después de tener Antioquia una economía en ascenso durante 150 años, se presentan en la década de los setentas los síntomas iniciales de lo que sería la más grande crisis económica y social en su historia. Aparecen indicadores de aumento del desempleo, y con él la criminalidad y la inseguridad general. Y aunque Colombia en su conjunto afrontó entre 1970 y 1980 un periodo crítico en su economía, esta crisis fue no sólo mayor sino catastrófica para Antioquia, especialmente para Medellín, que llegó a tener la tasa de desempleo más alta del país.24
El sector manufacturero no sólo había perdido dinámica, sino que se mostraba incapaz para afrontar la situación creada con los altos índices de desempleo, la recesión económica y la imposición desde el gobierno central de un nuevo modelo de desarrollo fundamentado en las actividades financieras y de la construcción. Es entonces cuando el contrabando, primero, y luego el narcotráfico, aparecen como alternativa para miles de personas que no tenían en el mercado legal ninguna, o muy poca, posibilidad de encontrar empleo o de ejercer una actividad económica rentable.25
Medellín va a sufrir todo el peso de la lucha entre el narcotráfico y el gobierno central en la década de los ochentas. Aparecen el narcoterrorismo, el sicariato, las bandas delincuenciales en los barrios populares y el asesinato de jueces y de políticos26
La muerte de Pablo Escobar, en 1993, supuso el fin del llamado Cartel de Medellín. Pero la desafortunada presencia de la guerrilla y el paramilitarismo en la nación hace todavía difícil la consecución de una armonía comunitaria como fuera de desear, aunque a la fecha del año 2007 se han logrado importantes progresos en tal sentido, debido a las masivas desmovilizaciones de personal armado, a la política del gobierno denominada Seguridad Democrática y al comienzo de la revelación de la verdad proveniente de muchos grupos criminales a instancias de una ley mundialmente experimental conocida como Ley de Justicia y Paz.
Actualmente en la región paisa de la que Medellín es parte, operan por lo menos seis de las principales bandas emergentes27 28 provenientes de los restos de los grupos paramilitares29 que se desmovilizaron durante las conversaciones de paz con el gobierno Colombiano en el periodo 2004-2006. Entre ellas están: La oficina de Envigado, Autodefensas Gaitanistas de Colombia, Águilas Negras, Los Urabeños, Los Rastrojos o el grupo de Los Paisas, Estos grupos criminales concentran sus operaciones en las ciudades y pequeños pueblos a lo largo y ancho del país, tratando de controlar los flujos de drogas hacia la costa caribe y el control de la minería ilegal.30 especialmente los departamentos de Córdoba y Sucre donde las venden a las organizaciones que cuentan con infraestructuras más grandes y pueden mover las drogas a nivel internacional.31

El presente


Biblioteca España, una de las nuevas bibliotecas de Medellín.
Tras su evolución como ciudad industrial colombiana, Medellín quiere ascender a ser considerada como uno de los principales centros de negocios de las Américas[cita requerida]. Las acciones oficiales y privadas están enfocadas a lograr ese objetivo. Un ejemplo principal es el nuevo Centro Internacional de Convenciones y Exposiciones "Plaza Mayor", diseñado para mostrar la producción de Colombia al mundo y traer lo mejor de la economía globalizada al país. En la actualidad es una urbe con un poco más de dos millones de habitantes, moderna en su concepción, con excelentes servicios públicos y dotada de todas las facilidades de la vida moderna.
En las últimas décadas, la ciudad ha venido derrumbando sus muros sociales y económicos gracias a proyectos de gran envergadura como la implantación de un sistema de transporte masivo como el Metro y ahora el Metroplús, que están uniendo e integrado a todas las zonas de la ciudad. Medellín ostenta hoy una posición muy buena en temas culturales y artísticos, con importantes ferias editoriales y de poesía; además, la construcción de nuevas bibliotecas, parques y centros educativos, y la creación y renovación del espacio público, han permitido la integración de la población total al desarrollo de la ciudad.

Geografía, clima y recursos naturales

Geografía

Medellín se encuentra enclavado en el centro geográfico del Valle de Aburrá, sobre la cordillera central de los Andes en las coordenadas 6°13′55″N 75°34′05″O. La ciudad cuenta con un área total de 380,64 km² de los cuales 110,22 km² son suelo urbano y 270,42 km² son suelo rural.32
El Valle de Aburrá tiene una forma alargada de norte a sur, presenta un ensanchamiento en su parte media, el cual mide 10 kilómetros y es donde se localiza Medellín.33 Este valle está totalmente urbanizado en su parte plana, y muy ocupado en sus laderas. Al valle lo cruza el Río Medellín el cual corre en dirección sur-norte, y a lo largo de sus 70 kilómetros recibe en su recorrido el tributo de 57 quebradas.33
Topográficamente la ciudad es un plano inclinado que desciende desde 1800 m a 1500 m de altura sobre el nivel del mar. Dentro del paisaje urbano se destacan los cerros Nutibara y el Volador, estos pequeños cerros se levantan como manchas verdes en medio de la ciudad. Los altiplanos y montañas que circundan el valle sobrepasan los 2 500 metros. Las principales alturas en el territorio de Medellín son: Alto Padre Amaya (3 100 msnm), Alto Patio Bonito (2 750 msnm), Alto Boquerón (2 600 msnm), Alto Venteadero (2 500 msnm), y el Alto Las Cruces (2 400 msnm) entre otros.34


Metro de Medellín

Saltar a: navegación, búsqueda
Metro de Medellín
LogoMetrodeMedellin.svg
Vagonesmetromedellin12.jpg
Lugar
Ubicación Área Metropolitana de Medellín
Descripción
Medios de transporte Metro, Teleférico
Inauguración 30 de noviembre de 1995
Características técnicas
Longitud 53,5 + 15,2 Km En Construcción con Metro cable y Metroplus
Estaciones 62 + 1 En Construcción
Ancho de vía 1.435 mm (4 ft 8½ in) (Ancho estándar)
Explotación
Líneas 2 líneas ferroviarias terrestres, 3 líneas de MetroCable y 1 línea de Buses + 1 Linea de Buses En Construcción
Operador Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá - Metro de Medellín Ltda.
Mapa
Mapa metro.png
Notas
Página web www.metrodemedellin.gov.co
El Metro de Medellín es el sistema de transporte masivo de gran capacidad del cual disponen la ciudad y buena parte de su área metropolitana. Como la primera experiencia de transporte masivo moderno en Colombia y el único sistema de metro en el país, el Metro de Medellín corresponde a los planes urbanísticos más elaborados del departamento de Antioquia. La Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá - Metro de Medellín Ltda. fue creada el 31 de mayo de 1979.
El Metro atraviesa el área metropolitana en primer lugar con un ramal central de norte a sur, desde el municipio de Bello (Estación Niquía), hasta el municipio de La Estrella (Estación La Estrella), siendo esta una de las dos estaciones más recientes del Sistema junto con la Estación Sabaneta, ubicada en el municipio de Sabaneta.
Este ramal central se denomina línea A, la cual constituye la línea básica o eje principal del sistema; también, el Metro tiene un ramal que atraviesa el municipio de Medellín desde el centro de la ciudad (Estación San Antonio), hacia el occidente de la misma (Estación San Javier), denominada línea B.
El sistema posee otros dos ramales, servidos por cables aéreos, denominados Metrocable cuya operación es continua; uno de ellos va desde la Estación Acevedo en la línea A en dirección oriente hasta la Estación Santo Domingo Savio, y se denomina línea K; y por último, cuenta con otro ramal también servido por cable aéreo, que va desde la Estación San Javier hasta la Estación La Aurora.
Actualmente se encuentra en operación el Metrocable Arví, un corredor de cable aéreo que se extiende desde la Estación Santo Domingo Savio, hasta el Parque Arví. Esta línea, denominada línea L, es la primera línea turística del Metro y la tercera del sistema operada por cable aéreo.
La ciudad de Medellín y su entorno de conglomerados urbanos (diez poblaciones en total dentro del Valle de Aburrá), es una ciudad con un rápido desarrollo industrial que ha generado especialmente a partir de la década del 30 una población obrera importante. Experiencias similares desde finales del siglo XIX como el tranvía, pueden ser consideradas como los primeros esbozos del actual proyecto de transporte masivo Metro.

Historia


Metro de Medellín a su paso por la antigua estación del Ferrocarril en Bello.
El Metro de Medellín, como empresa, se constituye con el fin de construir, administrar y operar el sistema de transporte masivo (Metro), destinado a generar desarrollo y mejorar la calidad de vida de los habitantes del Valle de Aburrá.
Para llevar a cabo el proyecto, se asociaron en partes iguales el Medellín y Antioquia, posibilitando la creación de la empresa Metro de Medellín Ltda. En 1979 comienza la elaboración de los estudios de factibilidad técnica y económica, los cuales fueron realizados por la firma Mott, Hay & Anderson Ltda., y cuyo contrato se extendió hasta desarrollar los pliegos de la licitación internacional.
En 1980 el proyecto se somete a consideración del Gobierno Nacional, y su Consejo Nacional de Política Económica y Social y le da su aprobación en diciembre de 1982. Se le autoriza a la Empresa la contratación externa del 100% de los recursos necesarios para la obra y, en 1984, se contrata la construcción con firmas alemanas, francesas y españolas.
El 30 de noviembre de 1995, a las 11:00 a.m., inicia su operación comercial en un primer tramo, entre las estaciones Niquía y Poblado. La red en sus dos primeras líneas queda concluida al año siguiente (1996).
El 30 de julio de 2004 se inauguró además una nueva y particular línea del Metro de Medellín: la línea K - Metrocable, un sistema que, partiendo de la Estación Acevedo, llega hasta la parte más alta del barrio Santo Domingo Savio, un sector habitado por familias de bajos recursos. Esto significa un evento importante: el sistema masivo está integrando a aquellos que desde los años 60 eran los desconocidos de la ciudad, los ciudadanos que se consideraban hasta entonces "más allá" de la "ciudad".
Actualmente, el sistema Metrocable (Líneas Aéreas del Metro de Medellín) consiste de tres líneas ya en servicio, la línea K y la línea J, que se complementan y se enlazan con las líneas férreas A y B; y la línea L, que continua desde la estación Santo Domingo Savio hasta el Parque Ecoturístico Arví.

Aspecto del Metrocable.
La línea J-Metrocable inició su operación comercial el 3 de marzo de 2008.
Adicionalmente a su estructura fundamental, el Metro de Medellín ha creado y ganado espacios públicos y culturales a lo largo y ancho de sus líneas: parques, restaurantes, amplias zonas recreativas, zonas culturales y comerciales, todo lo cual le ha impreso un nuevo paisaje y significado a la segunda ciudad colombiana.
  • En 2007 el Metro fue invitado especial al 1er Congreso Internacional de Seguridad Integral en Ferrocarriles Metropolitanos realizado en Madrid, España, con presencia de 300 especialistas de 17 países, pues los organizadores del certamen querían conocer de primera mano el sistema de seguridad implementado por el Metro de Medellín, el cual goza de un excelente prestigio entre los metros de Latinoamérica.
  • Duff & Phelps de Colombia S.A. asignó en 2008, por tercer año consecutivo, la calificación "A+" (A más) a la deuda corporativa de La Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá - ETMVA - Metro de Medellín Ltda. Además, el Banco Mundial ha reconocido al Metro de Medellín por sus balances positivos, que desde 2001 han crecido significativamente.
Esta calificación, además de darle una gran tranquilidad y satisfacción al Metro, lo anima a seguir trabajando por la calidad de vida que le ofrece a los cerca de 500.000 usuarios que moviliza diariamente.
La calificación asignada a la Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá Limitada, se fundamenta en su consolidación operativa, en la capacidad para generar recursos financieros y en el respaldo financiero de sus accionistas, el Departamento de Antioquia y el Municipio de Medellín, que se encuentran calificados por Duff & Phelps con la calificación AAA (triple A).
En criterio de la calificadora, el hecho de que durante los últimos años la empresa haya sido capaz de mantener una generación de caja cercana a los $37.000 millones en promedio anual, durante los últimos años, se constituye en un respaldo sólido para la prestación actual del servicio.
Por otra parte, la calificación resalta que el Metro es una empresa de carácter regional, pero su importancia en el ámbito nacional ha hecho que su gestión esté siendo evaluada de manera casi permanente por diferentes agentes externos a la misma y, a través del tiempo, se ha evidenciado continuidad, transparencia y eficiencia en la contratación y el manejo de sus recursos.
También destaca cómo la Empresa se ha preocupado tanto por establecer el Código de Buen Gobierno, como por compartirlo con todos sus empleados, facilitando así la transparencia de las relaciones internas y de la empresa en general con agentes externos.
Finalmente, al analizar la estrategia del Metro, Duff & Phelps resalta como imprescindible el balance social, el cual tiene como objetivo generar una mejor calidad de vida en la población de influencia. En este sentido, destaca que la Empresa se ha preocupado por invertir recursos en medios facilitadores para que las personas con movilidad reducida puedan acceder al sistema, para lo cual ha tenido en cuenta que hoy en día todas las estaciones cuentan con plataformas inclinadas o con ascensores, lo que además ubica al Metro en una buena posición competitiva frente a los metros del mundo.

  • El Metro de Medellín, junto con el Metro de Santiago de Chile, son los únicos metros iberoaméricanos que no son subsidiados por los gobiernos locales en su operación. Además, el Metro de Medellín es autocosteable en la operación y mantenimiento del sistema. En las calificaciones del Metro se incluyen también los subsidios que éste ofrece (hasta de un 50% en relación con la tarifa aprobada por la Autoridad Metropolitana), a usuarios que por su condición socioeconómica, física o laboral, se considera deben disfrutar de este beneficio; tal es el caso de los estudiantes, personas de la tercera edad, y personas con movilidad reducida.
  • El Metro de Medellín es uno de los tres únicos metros del mundo que genera excedentes operativos. La operación comercial del Metro –servicio de transporte, arrendamientos y explotación de espacios publicitarios-, genera excedentes operacionales antes de depreciaciones y provisiones (EBITDA). A 31 de diciembre de 2007 estos excedentes fueron de $47.178 millones de pesos. Estos positivos resultados, que se han mantenido en niveles superiores al 20% durante los últimos cinco años, ratifican la rentabilidad operativa de la empresa.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada